Porque no se trata sólo de ponerles guapos

Muchos perros con gran cantidad de pelo necesitan ir a la peluquería cada 6 semanas aproximadamente, no sólo para mantenerles guapos, sino que es muy importante para evitar cepillados dolorosos y nudos internos, controlar pulgas y garrapatas, prevenir infección de oídos o identificar nuevos bultos. 

En el servicio de peluquería se incluye el lavado y peinado, el corte de pelo se requiere, repaso de uñas, limpieza de oídos con productos no irritantes, vaciado de glándulas anales y recorte en zonas sanitarias. Además en cada visita a la peluquería se le revisarán los dientes y la boca, para remitirlo al veterinario habitual si se detecta cualquier problema que necesite mayor atención. Dispondremos de jabones específicos para perros con requerimientos especiales como, por ejemplo, champús hipoalergénicos, para pelo blanco, etc. Si lo prefieres, le podemos lavar con el champú que tú nos traigas de casa, si te sientes más cómodo o está en tratamiento veterinario. 

 

Ofrecemos un programa de fidelización para los perros de la guardería con los que podrás obtener  descuentos y servicios gratis.

 


Sin necesidad de moverte

Si tu perro ya está con nosotros para el servicio de guardería, no necesitarás moverte para llevarle a la peluquería, al recogerle al final del día ya estará bañado y peinado e igual de contento que siempre por volver a casa. 

Profesionales con experiencia

Nuestra peluquera ve cientos de perros diferentes, con esta experiencia puedes pedir cualquier tipo de preferencia a la hora de elegir un corte o consultarles a ellos qué es lo mejor para mantener adecuadamente el manto de tu perro.



Stripping o trimming, ¿sí o no?

Esta técnica consiste en arrancar el pelo muerto mediante tracción con los dedos o ayudados de una cuchilla especialmente diseñada para ello. La técnica se basa en que algunas razas de perros tienen un tipo de pelo duro que no se elimina por si sólo y permanece en el folículo piloto. Cuando los perros eran usados para cazar o buscar presas de manera ellos mismos se arrancaban este tipo de pelo al pasar y enganchárselo con arbustos o vegetación baja, pero hoy en día al no “cepillarse naturalmente" no lo eliminan por sí solos y si no se hace de forma artificial la textura del pelo es más suave y menos duro. Cuando se realiza muy a menudo el corte de este tipo de pelo hay que esperar a que el pelo duro vuelva a crecer para poder hacer el stripping correctamente porque si no lo que hacemos es depilar el pelo normal. No todos los perros necesitan o es conveniente recibir este tipo de tratamiento, por lo que será decisión de la peluquera según el perro.

 

Nosotros no realizamos esta técnica a todos los perros por dos motivos:

-Es una técnica muy laboriosa y lenta que debe ser realizada siempre por un especialista en esta materia y varía mucho entre razas y zonas corporales. Por lo que el precio del corte de este tipo de pelo se encarece sustancialmente.

-Los profesionales aseguran que es una técnica indolora para el perro, pero la piel puede quedar irritada después de realizarla si no se hace de forma conveniente. 

No dudes en preguntarnos para más información